Transferir riquezas

Domingo 1 de Julio

Fe, una palabra de dos letras que puede llegar a hacer cosas que parecen imposibles, y producen testimonios asombrosos e increíbles.

Tras preguntar a quiénes les gustaría ser ricos, el pastor Armando Coria inició la predicación afirmando que nadie quiere ser pobre, y que nadie debería ser pobre. Todas las cosas que uno necesita se encuentran en un mundo invisible, en el espacio donde el Cielo y la Tierra están juntos. Cuando uno aprende a transferir esas cosas del mundo espiritual al mundo material, las bendiciones irán apareciendo en la vida.

Enfatizó que muchas veces no nos gusta invertir en el Reino de Dios, que preferimos invertir en cosas y productos tangibles, pero aseguró que Dios no está peleado con las cosas materiales. Eclesiastés 3:12 dice: “Yo creo que no hay mejor para ellos que alegrarse y hacer bien de su vida”. Eclesiastés 3:13 “Y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de todas sus labores”.

Fe, la primera herramienta

Todos necesitamos nuestras finanzas sanas, pero muchas veces lo queremos hacer únicamente mediante el trabajo. Para solventar esto, debemos estar seguros de que las bendiciones llegarán pese a que no las tengamos físicamente. Es importante tener la certeza de que todo llegará. Para ello, la fe es la primera herramienta que necesitamos para trasladar las cosas del mundo espiritual al natural.

Hebreos 11:1: “Es pues la fe, la certeza de lo que se espera, la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven”. Dado que la fe está en un mundo invisible, nos cuesta mucho trabajo tener la firmeza en que las cosas van a suceder.

La Biblia dice que tenemos que caminar por fe. ¿Cómo caminar sobre las cosas que no se ven? Únicamente mediante la fe. 2 Corintios 4:18 “no mirando a las cosas que se ven, sino a las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, mas las cosas que no se ven son eternas”. 2 Corintios 5:7: “Porque por fe andamos, no por vista”. ¿Por qué no hay fe en las cosas que uno mismo ha arreglado, que ha labrado? Hebreos 11:2-3: “Porque por ella alcanzaron testimonio los antiguos. Por la fe entendemos haber sido compuestos los siglos por la palabra de Dios, siendo hecho lo que se ve, de lo que no se ve”.

Paciencia, auxiliar para esperar el proceso

Santiago 1:3 “Sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia”. La fe tiene que estar acompañada de la paciencia, pues en ocasiones nos desesperamos cuando las oraciones no rinden frutos de manera inmediata.

Jesús siempre quería ver la fe en las personas a las que ayudaba. Hebreos 11:5 nos dice: “Sin fe es imposible agradar a Dios, porque es menester que el que a Dios se allega, crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”. Tenemos que tener la paciencia para poder esperar todo el proceso que conlleva. En muchas ocasiones queremos que todo suceda de la noche a la mañana. Dios no lleva prisa de nada, Él no se mueve por las manecillas del reloj natural que nos mueve a los humanos.

Si las cosas se dieran rápidamente, todas las personas serán millonarias, las bendiciones les llegarían de inmediato, todo sería demasiado fácil. La paciencia nos ayuda a tener un corazón dispuesto para los tiempos de Dios.

Sin espacio para la duda

Lucas 5:20: “Al ver la fe de ellos, dijo: Hombre, tus pecados son perdonados”. Se requiere fe, pues las recompensas serán acordes al tamaño de ella, y lo recomendable sería creer hasta en lo imposible, porque para Dios no hay nada imposible.

La fe tiene que estar activa las veinticuatro horas del día, no hay cabida para la duda. Tenemos que estar TOTALMENTE seguros de que Dios tiene las respuestas, soluciones y enseñanzas para nuestras necesidades e inquietudes.

Cuando la economía, los proyectos, o los nuevos caminos no están donde deben estar, es porque falta la fe. Si en Hageo 2:8 se dice: “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos”, algo anda mal cuando uno, siendo hijo de Dios, carece de la plata y el oro de Dios.

2 Corintios 8:9: “Porque ya sabéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor de vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos”. Jesucristo se hizo pobre para nosotros fuéramos enriquecidos.

Por fe deberíamos poder bajar las cosas del mundo espiritual al mundo natural sin problema, sin embargo, la ausencia de la fe, la impaciencia y la duda dañan el proceso. La solución es dejar de aferrarse en las cosas humanas, que perecerán, y tener fe en que podemos traer las riquezas, no sólo económicas, también de bienestar, salud y amor.

El pastor finalizó la predicación derivando el significado de la palabra “transferencia” de la siguiente manera:

Trans (como en transporte o trasladar) + Fe + Herencia = transportar, por fe, las herencias del Reino de Dios al mundo natural y sólo se logra por medio de la fe en Dios.

Anuncios

El proyecto de evangelización a policías tuvo su primer impacto. La primera función y ministración se dio el pasado jueves 28 de junio. Tras ver un pequeño video, el pastor Armando Coria afirmó que un avivamiento está pronto a ocurrir en la ciudad y en el estado. Después de dar detalles sobre el seguimiento que se le dará, a través de cursos sobre valores, pidió mucha oración para el proyecto por parte de la congregación.

Antes de comenzar la predicación, líderes y servidores prepararon un video para festejar Stephanie Coria, quien cumplió años el pasado 25 de junio. Asimismo, se partió un pastel después de la alabanza, al son de Las Mañanitas.

This slideshow requires JavaScript.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s