Congreso de Mujeres Valientes – Deja un legado piadoso

En la penúltima plenaria de la noche, Stephanie Coria instó a las asistentes a realizar una reflexión sobre lo visto en su último mensaje. Asimismo, desarrolló su tema alrededor dela historia de la mujer virtuosa.

Comenzó definiendo lo que es una mujer virtuosa, y enfatizó que en ocasiones confundimos a una mujer talentosa con una mujer virtuosa. Virtuoso no es tener un gran coeficiente intelectual, o muchas habilidades, inclusive la capacidad de administrar bien el tiempo o ser capaz de realizar múltiples tareas al mismo tiempo. Una mujer virtuosa es aquella que ha logrado perfeccionar su camino espiritual, quien ha afianzado la Palabra como eje en su vida.

El Salmo 101 refiere la perfección: “Entenderé el camino de la perfección

Cuando vengas a mí.

En la integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa.

3 No pondré delante de mis ojos cosa injusta.

Aborrezco la obra de los que se desvían;

Ninguno de ellos se acercará a mí.

4 Corazón perverso se apartará de mí;

No conoceré al malvado”.

¿Cómo una ramera como Rahab pudo haber desarrollado una virtud digna de ser recordada? ¿Por qué no hay otras tantas mujeres destacadas en la Biblia? ¿Quién instruyó por ejemplo, a hombres tan virtuosos como David? Su madre, por supuesto. Su papel ha quedado relegado a la educación de los hijos, sin duda, sin una madre virtuosa, un hombre virtuoso sería prácticamente inexistente. Un hijo jamás amará tanto a su madre como la madre amará a su hijo, porque esa gran capacidad de amar está reservada para sus propios hijos.

Como mujeres, es necesario tener el corazón limpio para dárselo al prójimo. Si nuestro corazón permanece con aspectos negativos guardados en algún lugar, si no lo hemos circuncidado, entonces no podremos legar algo positivo a nuestros descendientes.

Algunos puntos para circuncidar el corazón se hallan en el Salmo 101, y son acciones que tenemos que tomar en cuenta y práctica:

  1. No podemos tolerar el mal.
  2. Vigilar a las personas de quienes nos rodeamos.
  3. Anhelar la presencia de Dios en todo momento.

Por ende, debemos tener cuidado con lo siguiente:

  1. Aspectos que debiliten o nos perjudiquen la razón.
  2. Cosas que atrofien la sensibilidad en nuestro corazón.
  3. Tener cuidado con aquello que opaque nuestra percepción de Dios.
  4. Alejar el deleite (no trastornar los placeres de la vida hasta volverlos un pecado).

Tomamos decisiones a cada momento, y cada una de ellas nos lleva a un legado, una herencia, un patrimonio. No importando la edad, nuestras decisiones – cruciales, o triviales – forjan el camino, tejen la vía para dejar un legado a nuestras futuras generaciones.

¿Cómo nos gustaría ser recordadas? Quizás podríamos ser como Rahab la ramera, quien logró girar su historia por completo. ¿Qué clase de herencia nos legaron nuestros padres?

Deuteronomio 30 dice lo siguiente: “15 Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal;

16 porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.

19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;”.

Aún las decisiones que tomamos cuando somos jóvenes repercutirán, como herencia, en la vida de nuestros hijos. Nosotras podemos cambiarla, tenemos en nuestras manos la oportunidad y las decisiones para dejar un legado positivo. Y no sólo se habla de la herencia material, la más importante es la herencia espiritual.

Si tenemos decisiones fieles a Dios, nuestro legado será uno espiritual para nuestras familias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s