La gracia es para todos

¿Qué diríamos de un hombre infiel? ¿Qué adjetivos o palabras usaríamos para describirlo? ¿O de uno que “presta a su mujer” para salir bien librado de una situación adversa? Seguramente no serían buenas palabras. Quizás se diría lo peor de cada uno.

¿Y si éstos fueran personajes bíblicos, profetas de Dios? ¿Usaríamos las mismas palabras? ¿Con el mismo desdén? Pues estos hombres sí existieron, y sí pecaron de la forma en que anteriormente se describió.

El primero, Abraham:

Génesis 12:9 Y Abram partió de allí, caminando y yendo hacia el Neguev.

10 Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra.

11 Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He aquí, ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto;

12 y cuando te vean los egipcios, dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida.

13 Ahora, pues, di que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti.

14 Y aconteció que cuando entró Abram en Egipto, los egipcios vieron que la mujer era hermosa en gran manera.

15 También la vieron los príncipes de Faraón, y la alabaron delante de él; y fue llevada la mujer a casa de Faraón.

16 E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos.

Y no fue la única vez:

Génesis 20:20  De allí partió Abraham a la tierra del Neguev, y acampó entre Cades y Shur, y habitó como forastero en Gerar.

2 Y dijo Abraham de Sara su mujer: Es mi hermana. Y Abimelec rey de Gerar envió y tomó a Sara.

El segundo, David, quien tomó una mujer casada y mandó a su marido a morir al frente del ejército, con el único fin de quedársela para el.

Si ambos cometieron pecados y aberraciones de tal calibre como enviar a su mujer a estar con otro hombre, ¿por qué siempre se hablan cosas buenas de ellos? ¿Por qué no podemos condenarlos por dichos actos e impurezas? ¿Por qué, al contrario, han recibido sobrenombres tales como “El Padre de la Fe”, si muy lejos están de la perfección?

En primera, porque no nos corresponde a nosotros juzgar. Y en segunda, y más importante aún, por algo que no nos merecemos: gracia. Algo que no merecemos, que por nuestro historial ni siquiera deberíamos ser candidatos, y sin embargo, la hemos recibido.

Necesitamos entender el significado de la gracia y el sacrificio. Una vez que lo hayamos comprendido, sabremos que por esa misma gracia, no tenemos ningún derecho, capacidad o habilidad, de juzgar a otros.

¿Quién de nosotros está libre de pecado para lanzar piedras? Ninguno. El mismo juicio es pecado.

Amor: preocupación altruista y leal. Sentimiento intenso del ser humano, que partiendo de su propia insuficiencia, busca la unión con otro ser.

Según las escrituras, el amor es una decisión. Y Dios amó a Moisés, Abraham, David de la misma manera en la que nos ama a todos nosotros. Y por ello, nos da su gracia. Y el amor se ve a fondo en 1 Corintios 13: 2 “Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;”

Y el límite del amor de Dios se ve en Juan 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

El vino por todos nosotros. A todos nos ha extendido su amor y su gracia. Sin juicios ni condenación. La salvación es una puerta abierta sin restricciones. Entonces no se vale utilizar la Palabra incompleta, no es válido hablar únicamente de las porciones de condenación, el enfoque debe ser completo, incluir la salvación, el perdón y la gracia.

En el capítulo once de Hebreos se mencionan a los personajes bíblicos más famosos relacionados a la fe, incluyendo a Noé y a Abraham. Ahí se enlista lo que se podría llamar “El Salón de la Fama de Dios”, en donde también se menciona a un personaje que, de juzgarse por la ley humana, no merecería el lugar ahí “Hebreos 3:31 Por la fe Rahab la ramera no pereció juntamente con los desobedientes, habiendo recibido a los espías en paz.

32 ¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;”

En Romanos 8 se menciona que la condenación se anula ante la intercesión de Jesús: “34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?”.

Si Jesucristo nos justifica con Su sangre e intercesión, ¿quién podría condenar a un hijo de Dios?

La gracia de Dios es como un estanque cristalino, en donde nosotros nos sumergimos, y nada de lo que hagamos podrá cambiar ese momento. Pero hay quienes deciden simplemente mojarse los pies o salpicarse la cara, para después sentirse mal por todo lo malo que han hecho.

A Dios no le interesa nuestro pasado, sino el corazón de arrepentimiento de quien decide entregarse a Él.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s