LA LLAVE DE DAVID

Domingo 12 de mayo en Tierra Nueva

La llave de David

¿Para qué sirve una llave?

Una llave te da acceso a un lugar donde no todos tienen acceso. Una llave abre pero también cierra puertas.

“Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre”    Apocalipsis 3:8

David reinó por cuarenta años en Israel. Fue un reinado que libró muchas batallas que culminaron en victoria para el pueblo de Israel. Todo porque su Rey fue un hombre que tuvo una llave, una llave que abrió y cerró puertas. Una llave con poder, una llave que le mostró como honrar la presencia de Dios.

2 Samuel 6:1

1 David volvió a reunir a todos los escogidos de Israel, treinta mil.

Y se levantó David y partió de Baala de Judá con todo el pueblo que tenía consigo, para hacer pasar de allí el arca de Dios, sobre la cual era invocado el nombre de Jehová de los ejércitos, que mora entre los querubines.

Pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo.

Y cuando lo llevaban de la casa de Abinadab, que estaba en el collado, con el arca de Dios, Ahío iba delante del arca.

Y David y toda la casa de Israel danzaban delante de Jehová con toda clase de instrumentos de madera de haya; con arpas, salterios, panderos, flautas y címbalos.

Cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios, y la sostuvo; porque los bueyes tropezaban.

Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios.

Y se entristeció David por haber herido Jehová a Uza, y fue llamado aquel lugar Pérez-uza,[a] hasta hoy.

Y temiendo David a Jehová aquel día, dijo: ¿Cómo ha de venir a mí el arca de Jehová?

10 De modo que David no quiso traer para sí el arca de Jehová a la ciudad de David; y la hizo llevar David a casa de Obed-edom geteo.

11 Y estuvo el arca de Jehová en casa de Obed-edom geteo tres meses; y bendijo Jehová a Obed-edom y a toda su casa.

Uza tocó el arca de Jehová a causa de que los bueyes tropezaban, y quería impedir que ésta cayera al piso, pero el resultado fue atroz. David al darse cuenta de la muerte de Uza a consecuencia de su impertinencia, comprendió que la presencia de Dios debe ser temida.

Muchas ocasiones olvidamos que su presencia debe ser reverenciada y no manoseada.

David comprendió que la llave para tener acceso a la presencia de Dios es la adoración.

La presencia de Dios es lo que le da sentido a cada una de las reuniones en las iglesias. Dios es el sentido de la devoción de millones de creyentes alrededor del mundo.

Cuando llegamos delante de Dios con la llave de David, la adoración, podemos experimentar su presencia como un bálsamo sobre nuestra alma afanada y afligida. Su presencia cambia nuestras vidas, su presencia nos hace diferentes, nos bendice, en cambio la religión no.

Entendamos que la adoración complace el corazón de Dios, es por esta razón que nuestros hogares deben ser altares de adoración a él.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s