NO ROBEMOS A DIOS LO QUE DE ÉL ES

DSC_0040

Necesidad: Carencia, falta, pobreza, aprieto o apuro.

En muchas ocasiones limitamos a Dios pidiéndole que solo cubra nuestras necesidades personales, aquellas que nos hacen dirigirnos a Dios en súplica o ruego porque ya nos encontramos en aprietos, puede ser la renta de la casa donde vives, la colegiatura de tus hijos, despensa, vestido y calzado, etc.

Dios cubre nuestras necesidades y a eso llamamos recibir una provisión personal de parte de Dios. Pero no debemos pensar que Dios solo desea cubrir nuestras necesidades, sino que desea darnos más, y no tan solo sacarnos de apuros.

Claramente podemos ver en Malaquías capítulo 3, que Dios estaba enemistado con su pueblo porque no habían entregado todos sus diezmos. Los llama LADRONES por retener lo que le corresponde a Él, pero también los reta diciéndoles: “Entreguen todos sus diezmos. Pruébenme y yo derramaré bendición sobre ustedes hasta que sobreabunde”.

Malaquías 3:8-12

8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.

9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos.

Debemos aclarar que el diezmo es el primer diez por ciento de todos nuestros ingresos que apartamos para entregárselos a Dios porque a Él le corresponde, y lo entregamos en obediencia a su mandato.

Humanamente nosotros pagamos el IVA (Impuesto al Valor Agregado), que es un impuesto que le pagamos inmediatamente al Estado cuando consumimos productos o servicios, sin opción a evadir este valor agregado al costo.

Cuanto mas, si pagamos el IVA no habremos de ser fieles con Dios en nuestros diezmos en agradecimiento por todos sus favores y bondades para con nosotros.

Hageo 1:7-9

7 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos.

8 Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa; y pondré en ella mi voluntad, y seré glorificado, ha dicho Jehová.

9 Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa.

No robemos a Dios reteniendo lo que a Él le corresponde, sino al contrario entreguemos todo lo que de Él es y experimentaremos su provisión sobre abundante.

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.  Mateo 6:19-21

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s